Malala: El Punto de Partida

Duró apenas 10 minutos, llegó acompañada de su padre quien a distancia cuida sus pasos, ambos descendieron de una camioneta Negra custodiada por 2 guardias del estado mayor Presidencial. Malala Yousafzai entró al vestíbulo del hotel donde habiamos concertado la cita.

Sin decir palabra alguna, solo asentando con la cabeza, se sentó y escuchó mi primera pregunta: Por qué tardó tanto tiempo en estar en las redes sociales? Su respuesta fue corta y dijo: – me estoy adapatando a eso, estoy convencida que esta herramienta comunica y expone, es mas fuerte y será el instrumento para construir la paz. Malala estrena cuenta en twitter: @Malala que ya cuenta con 844 mil seguidores.

Durante su breve estancia en ciudad de México, sus libros se agotaron y los medios no dejaban de replicar sus declaraciones sobre el muro y trump y sobre la guerra en Irak. Pero pocos le preguntaron sobre la escencia de quien por su testimonio ganó el premio Nóbel de la Paz…

Malala, qué te gusta hacer cuando estás en casa?… – Tengo poco tiempo, mi agenda cambió, pero cuando estoy ahí, me gusta estar con mis amigas, juego el Cricket y en busca de firmar un acuerdo de paz con mis hermanos.

En Pakistán, Malala ve a Tom Y jerry, dice que son sus personajes favoritos, ahí también ha hecho de su práctica Blogera un referente en la construcción de los derechos humanos. -Es difícil construir una historia cuando afuera hay otras historias pero algún dia lo lograremos, veremos un gran cambio, es una buena oportunidad, veo en los jóvenes la promesa del cambio es bueno.

Malala habla ya 3 idiomas, y el español está en fase de aprendizaje, pero lo que ahora le emociona y le hace reflexionar es el camino que inicia: La Universidad.

No podia faltar la pregunta sobre la gastronomia Mexicana en su breve esancia aquí, y mientras hacia la pregunta caminábamos hacia el salón Porfirio Diaz del Hotel Geneve de la Ciudad de México, se detuvo y me dijo con una sonrisa: – Sopa, Tamales y un delicioso pescado.

Se acaba el tiempo, y pedí su permiso para una fotografía, quien le acompañaba me dijo que no podia tocarla, ella accedió a la “selfie” y de dije que era una mujer valiente… Malala me dijo: eso es lo que mas disfruto, ver cada vez más mujeres valientes, en Yazidi Irak están pasando cosas que pronto veremos cambiar en el mundo donde las mujeres eramos invisibles.

Malala se adentró al salón donde le esperaba una comida privada y se perdió al cerrase la puerta. Platique con el botones y con quienes le acompañaban en la consigna de protocolos, y todos coincidieron en la sencillez de esta jóven de 19 años quien en los traslados en camioneta saca fotos de los edifios y escucha con atención la historia de cada sitio, y quien en la espera de vuelos se adentra a la lectura de varios libros.

Malala dejó varios mensajes en México pero el que más fue aplaudido fue: “creer en ti mismo y nunca dejar de seguir tus sueños”.

Malala no se reunió con el secretario de educación, lo hizo con el Presidente Peña Nieto, y aunque no estaba previstó dejó tarea al funcionario cuando se refirió a Priorizar y apostar verdaderamente a la mejora educativa mundial, sólo asi el mundo tendrá verdadera Paz, dijo .

A Malala se le ve en silencio, en paso lento y sin prisa, en la vestimenta Pakistani de la que se siente orgullosa, tímida en la cultura occidental pero abierta al aprendizaje, llegar a ella no es fácil, como tampoco lidiar con su equipo que filtra toda información de quienes buscan un encuentro con la Nóbel de la Paz, pero al final es ella quien decide, quien contesta y quien advierte que es solo un referente que seguira construyendose a si mismo para ver un mundo mejor.

Se me olvidaba… antes de su partida le hice una pregunta… quisieras ser presidenta de tu pais… y sólo sonrio como respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com